04 jun 2018

La Audiencia Provincial de Valencia impone a unos cónyuges asistir a terapia familiar

Noticias Sin Comentarios

 

En algunos casos la ley entiende que por el bien de los hijos, los padres deben recibir ayuda profesional para solucionar conflictos familiares. Este es el caso de una pareja de Valencia en proceso de divorcio para los que la Audiencia Provincial de esa ciudad dictó una sentencia que obligaba a ambos cónyuges a asistir a terapia familiar, como medida necesaria para preservar el superior interés de sus hijos menores.

Pese a que ninguno de los progenitores mostraba una patología grave incapacitante para la práctica de las funciones parentales, la perito judicial psicóloga apreció en ellos ciertas dificultades en sus habilidades de cuidado responsable y afectivo. La progenitora presentaba un cuadro depresivo reactivo a su situación y dificultades en sus habilidades de cuidado responsable y afectivo, con carencias importantes a la hora de afrontar esta tarea con los menores.

El progenitor, por su parte, sí que padece un trastorno bipolar, actualmente ausente de sintomatología, y con capacidad para ejercer un régimen de visitas normalizado a favor de los menores.

Para resolver estas dificultades, y teniendo siempre presente el interés primordial de los menores, la Audiencia Provincial de Valencia, siguiendo las pautas establecidas en el informe pericial, complementa la medida del Juzgado que impuso a los progenitores la obligación de asistir a terapia familiar.

En este sentido, establece que la madre reciba tratamiento psicológico por un profesional de salud mental y tratamiento psiquiátrico el padre. Además, impone la obligación de intercambiarse recíprocamente cada tres meses los informes emitidos por los profesionales que los tratan. Este intercambio de información debe limitarse estrictamente a lo que afecte a sus hijos menores. Pasados tres meses desde el inicio del tratamiento y seguimiento de profesionales, ambos progenitores deberán acudir al servicio de mediación. Y después de seis meses, hacer seguimiento de la evolución del grupo familiar.

Desde el Centro de Terapia Familiar de Murcia aplaudimos esta medida y animamos a todas aquellas parejas o familias que estén atravesando conflictos que pidan ayuda profesional que les pueda ayudar. Siempre la ayuda de una tercera persona dotada de la perspectiva y la formación necesaria puede ofrecer una mayor garantía de éxito.

No se pueden hacer más comentarios.