25 ene 2018

Poliamor, una nueva forma de entender las relaciones sentimentales

Noticias Sin Comentarios

Como expertos en relaciones de pareja y familiares, a los profesionales del Centro de Terapia Familiar de Murcia, nos interesan mucho las nuevas tendencias y cambios de mentalidad en el ámbito de lo sentimental y de lo emocional. Uno de los ejemplos más claros y complejos de estas nuevas tendencias es el fenómeno del Poliamor.

Se trata de un concepto de relación abierta en la que tienen cabida, tanto sentimental como sexualmente, un número ilimitado de personas. La única condición es que las reglas del juego estén claras y todo sea decidido y consensuado o al menos aceptado, por todos sus integrantes.

Sus defensores argumentan que este tipo de relaciones enriquecen mucho a las personas y evitan algunos de los problemas en los que cae habitualmente la pareja sentimental tradicional como la rutina, entre otras.

Sus detractores, por su parte, aseguran que en este tipo de relaciones grupales, en las que puede haber heterosexuales y homosexuales dentro de la misma relación, siempre hay alguien que sale perdiendo. Por eso es muy importante que todos sus integrantes tengan muy claro y estén de acuerdo con las normas.

La organización Poliamor Madrid, explica en su web que no hay una estructura típica de relaciones poliamorosas. Alguien puede tener dos amantes estables que no estén con nadie más, o tres amantes que a su vez tengan otros amantes, o dos amantes como relación principal y otro como relación secundaria, o ser bisexual y tener amantes de dos géneros, o estar en un trío en el que todos sean amantes de todos y a la vez tengan relaciones esporádicas.

Hay personas poliamorosas que viven con uno o varios de sus amantes, en la misma o distintas habitaciones, otras que prefieren vivir en casas separadas, otras que están criando un hijo con dos madres y un padre, etc. Sea cual sea la estructura, lo importante es que funcione y que sea acordada por todas las partes implicadas con sinceridad y respeto.

Unas situaciones nada sencillas cuyos integrantes pueden sufrir celos a pesar de haberlas aceptado de antemano. Al igual que en las relaciones monógamas, según esta organización, las personas poli también tienen miedos, inseguridades y quieren sentirse queridas, reconocidas y especiales. En esta situación, se recomienda hablar con la persona de la que sientas celos y rehacer el pacto inicial si fuera necesario.

Si tienes dudas sobre tus relaciones, consulta a un especialista. Te podemos ayudar.

No se pueden hacer más comentarios.