10 dic 2017

4 problemas emocionales asociados a la Navidad

Noticias Sin Comentarios

 

Como cada año, desde el Centro de Terapia Familiar de Murcia, observamos que cuando llega el mes de diciembre se disparan en algunas personas los problemas de ansiedad, nostalgia o depresión. Y es que la Navidad, que tanta ilusión hace a algunos, a otras personas les despierta sentimientos dormidos que preferirían no experimentar. Por ello, os traemos un recordatorio de los post de nuestro blog que hablan de diferentes problemas asociados con las fiestas navideñas.

  1. -Combatir la nostalgia en Navidad. La imagen de familias felices que se reúnen para disfrutar en compañía de la Navidad queda muy lejos de algunos hogares de personas que están solas o que han perdido recientemente a algún familiar o amigo. Para ellos, estos días de fiesta se presentan especialmente duros, ya que traen muchos recuerdos y además se paralizan algunas actividades cotidianas que a diario  les permiten centrar la atención en cosas positivas o por lo menos, no pensar en las negativas. Unos consejos.
  2. -Evitar el estrés en Navidad. Los periodos de fiestas y en especial la Navidad, pueden resultar épocas más estresantes que los peores días de saturación de trabajo en la oficina. Y es que las compras, las comidas con compañeros, las cenas familiares, los eventos con amigos, los excesos con la comida y la bebida, la falta de descanso y de ejercicio, y el gasto descontrolado pueden acabar provocando situaciones de ansiedad e insomnio. Cómo evitarlo.
  3. -Superar la primera Navidad después de la muerte de un ser querido. El proceso de recuperación de una persona que acaba de perder a un ser querido no siempre es respetado por la sociedad que apremia para volver a la normalidad cuanto antes. Sin embargo, pasar el duelo de forma adecuada, es muy necesario para la recuperación de la persona afectada.Algunas claves.
  4. -La locura del incesante goteo de increíbles regalos a los niños en que se ha convertido la Navidad trae a veces, problemas de ansiedad tanto a los pequeños como a sus familiares. Puesto que cada niño pide en función de lo que recibecuando damos en exceso estamos creando un futuro adulto caprichoso que no será capaz de encajar sus frustraciones cuando se vea privado de algo en la vida. Cómo enfocar este “problema”.

En esta época del año, en la que estamos obligados a ser felices en nuestras reuniones familiares, podemos comprender que en muchos casos, la incomprensión y diferencias con nuestros familiares pueden solucionarse gracias a la ayuda de una tercera persona, un profesional en terapia familiar, dotado de una perspectiva que a nosotros nos falta. Consúltanos sin compromiso.

 

No se pueden hacer más comentarios.