03 jun 2016

Enseñar a los niños a conocer y manejar las emociones

Estudios Sin Comentarios

 

Desde niños hemos escuchado que no hay que llorar, no hay que estar enfadado y que no debemos sentir ira porque son emociones negativas que debemos evitar. Pero afortunadamente hoy las teorías y los estudios relacionados con la inteligencia emocional han evolucionado para hacernos comprender que todas las emociones, positivas y negativas, son necesarias y tienen una función importante en el desarrollo del niño y aunque no podemos evitarlas, sí podemos aprender a manejarlas.

Para ello lo primero que debemos hacer tanto en el colegio como en casa es familiarizarles con ellas. Para ello podemos usar libros o cuentos que explican los sentimientos que experimentamos ante cada emoción adaptándose a su comprensión infantil. Si no saben identificar qué están sintiendo, entrarán en  un estado de ansiedad con lo que será difícil que puedan manejar la situación.

Con la ayuda del blog agendamenuda.es y la película de Disney ‘Del revés’, os traemos una clasificación de las 6 emociones básicas más comunes para que podáis empezar a trabajarlas con vuestros pequeños:

  1. Alegría. Sentimiento placentero ante una persona, deseo o cosa. Nos impulsa a la acción. Son múltiples los ejemplos de alegría en los niños, desde merendar sus galletas preferidas, hasta ver los regalos la mañana de Reyes Magos.
  2. Tristeza. Sentimiento de pena asociado a una pérdida real o imaginada. Nos hace pedir ayuda. Situaciones en las que los niños pierden alguno de sus juguetes preferidos o se enferman sus mascotas, son momentos de tristeza para ellos.
  3. Miedo. Inseguridad anticipada ante un peligro, real o imaginario. Nos ayuda a la supervivencia ya que nos hace actuar con precaución. El encuentro con algunos animales o con personas desconocidas pueden ser ejemplos de situaciones de temor en los menores.
  4. Ira. Rabia cuando las cosas no salen como queremos. Nos impulsa a hacer algo para resolver un problema. Son multitud los momentos de enfado de un niño: cuando los mandamos a dormir, cuando tienen que recoger, cuando apagamos la TV…
  5. Asco. Desagrado respecto a algo o alguien. Nos hace alejarnos. La situación más típica en los más pequeños se produce ante determinados alimentos que, al provocarles asco, rechazan de forma tajante.
  6. Sorpresa, Asombro, desconcierto. Nos ayuda a comprender algo nuevo, porque nos hace buscar respuestas ante lo desconocido. Favorece la atención, la exploración y el interés o la curiosidad.

En el Centro de Terapia Familiar de Murcia insistimos en la importancia del desarrollo de la inteligencia emocional tanto en niños como en adultos para tener éxito en la vida de pareja, de familia, en la laboral o social. ¿Te ayudamos?

Sin Respuestas a “Enseñar a los niños a conocer y manejar las emociones”

Deja un Comentario