02 may 2012

El debate del etiquetado de los trastornos mentales

Estudios, Noticias 1 Comentario

Imagen CC: Into the Unknown | Thomas Hawk

Circula por las redes sociales un video sobre el etiquetado de niños con falsos trastornos mentales que, según denuncian, supone un gran negocio para una industria que administra fármacos a estos “supuestos enfermos”.

Según reza el artículo que acompaña al video: 20 millones de niños y adolescentes están siendo etiquetados con “trastornos mentales”, basados únicamente en una lista de comportamientos. Sin pruebas médicas que puedan demostrar que son “enfermos mentales”. Sin embargo, estos niños son estigmatizados de por vida con trastornos psiquiátricos, y a quienes les han prescrito drogas psiquiátricas peligrosas. La drogadicción infantil es una industria de 4,8 mil millones dólares al año.

La psicóloga Yolanda Verdú, hace una interesante reflexión sobre este tema. Asegura que antiguamente había en el colegio niños y niñas “raritos o tontitos” que tenían un carácter peculiar o una forma de comportarse y reaccionar distinta a la mayoría. Estaban sometidos a burlas o mayor presión social, pero se les aceptaba y, académicamente, se les exigía lo mismo que a los demás. Verdú afirma que estas mismas personas encajarían hoy en algún diagnóstico de desorden mental que probablemente les hubiera impedido ser lo que hoy son, personas socialmente independientes.

Aunque se trata de un tema delicado y del que no se puede hablar de forma ligera, coincidimos con ella en lo peligroso que resulta la incorrecta utilización de las etiquetas, ya que éstas tienen un gran poder para limitar y acotar el posible desarrollo de los niños.

Un Comentario en “El debate del etiquetado de los trastornos mentales”

  1. Manifiesto contra el exceso de diagnóstico en salud mental | Centro Terapia Familiar de Murcia says:

    [...] Claro que no. La incidencia real está en torno al 2%-3% de la población infantil y sin embargo, en EE UU están diagnosticados como tal el 11% de los niños y en el caso de los [...]

Deja un Comentario